El grito de la cuenca del río Coata por la vida, salud y medio ambiente