Puno: exvoceros aimaras esperan alcanzar justicia

Puno: exvoceros aimaras esperan alcanzar justicia

Los magistrados de la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Puno, Reynaldo Luque Mamani, Oscar Ayestas Ardiles e Iván Víctor Arias Calvo,  programaron audiencia de  vista de causa para  el próximo 13 de junio, a las 2:00 p.m. para definir la apelación hecha por el Ministerio Público a la sentencia absolutoria hecha por el Juzgado Penal Unipersonal de Yunguyo, en marzo de 2021 (Resolución N° 009-2021) a favor de los exvoceros aimaras; Patricio Illacutipa, Walter Aduviri, Rufino Machaca, Javier Pari y José Cupi, acusados del entorpecimiento de los servicios públicos del caso Aymarazo del año 2011.

Como se recuerda el 26 de marzo de 2021, el Juzgado Penal Unipersonal de Yunguyo (primera instancia), Juan Manuel Flores Sánchez, absolvió de toda responsabilidad a los cinco exvoceros aimaras, acusados por los delitos de entorpecimiento al funcionamiento de los servicios públicos, por los hechos ocurridos en la protesta social del Aymarazo del año 2011 en el  distrito de Desaguadero.

Posición del Ministerio Público

No fueron valoradas correctamente las pruebas que presentaron en el caso de la declaración de Luis Idme, quien fue en el año 2011 periodista y testigo de parte de la Fiscalía. La acusación fiscal fue a partir de los hechos ocurridos en el distrito de Desaguadero en el 2011, donde hubo bloqueos de vías de comunicación durante las jornadas de protestas que emprendieron los pobladores de la zona Sur.

Posición de los exvoceros aimaras

Con respecto al periodista Luis Idme, testigo de parte de la fiscalía, no presenció directamente los hechos, es un testigo referencial y no cumplió en señalar el momento, lugar, las personas y medios por los cuales lo obtuvo la información.

 

Antecedente

De acuerdo a la lectura del Juzgado Penal Unipersonal de Yunguyo, los voceros aimaras, Patricio Illacutipa Illacutipa, Walter Aduviri Calisaya, Rufino Macha Quinto, Javier Pari Sarmiento y José Aurelio Cupi Claros, acusados del entorpecimiento al funcionamiento de los servicios públicos del caso Aymarazo de 2011, fueron absueltos de toda responsabilidad, después de 10 años de lucha permanente en las instancias judiciales.

Autoridad judicial que llevó el caso, Juan Manuel Flores Sánchez, resaltó como argumento para la absolución de los acusados, “el ejercicio del derecho a protestar por parte de los voceros aymaras”.

El Ministerio Público, a través de la Fiscalía Provincial Mixta de Desaguadero, pidió para los imputados 6 años de cárcel, y una reparación civil a favor del Estado peruano por la suma de 2 millones de dólares.

La acusación fiscal, fue a partir de los hechos ocurridos en el distrito de Desaguadero, donde hubo bloqueos de vías de comunicación; durante las jornadas de protestas que emprendieron los pobladores de la zona Sur de Puno (Distritos: Desaguadero, Zepita, Huacullani, Kelluyo, Pisacoma y Copani)

En el año 2011, se desarrolló la protesta social conocido como el Aymarazo, contra el proyecto Minero Santa Ana de propiedad de la empresa minera canadiense Bear Creek Mining Company, que pretendía extraer a tajo abierto 63.2 millones de onza de plata por un periodo de 11 años, a partir del 2011 en los distritos de Huacullani y Kelluyo

Los pobladores que participaron de la protesta, pidieron la derogatoria del Decreto Supremo 083-2007 EM que declara de necesidad pública el proyecto minero Santa Ana, asimismo exigieron respeto a los derechos colectivos como el Convenio 169 de la OIT, consulta previa, no a la contaminación del agua, respeto a tierra y territorio de las comunidades aimaras originarias.

Escribe: Vito Calderon Villanueva (comunicación DHUMA)