EL TC NIEGA QUE LA CONSULTA PREVIA SEA UN DERECHO FUNDAMENTAL DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS.

EL TC NIEGA QUE LA CONSULTA PREVIA SEA UN DERECHO FUNDAMENTAL DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS.

En reciente sentencia, el Tribunal Constitucional señaló que “el derecho a la consulta previa no es un derecho fundamental”, significando esta declaración un enorme retroceso en la lucha en la reivindicación de los derechos de los pueblos originarios en el Perú y un peligroso precedente en contra de los territorios ancestrales de las comunidades campesinas cuando se encuentren sobrepuestos con concesiones mineras inconsultas.

En septiembre del año 2014, las comunidades campesinas de aimaras de Chila Chambilla y Chila Pucara (ubicadas en el distrito de Juli, provincia de Chucuito en Puno), vienen enfrentándose al Ministerio de Energía y Minas (MEM) y al Instituto Geológico Minero Metalúrgico (INGEMMET) a través de un proceso judicial. En la demanda constitucional de amparo presentado por estas comunidades se solicitó la nulidad de las dos (02) concesiones mineras otorgadas a favor de la empresa Cemento Sur S.A (cedida luego a la empresa Kuskalla Mining Company S.A.), con una extensión de mil hectáreas cada una, que se sobreponen a los territorios comunales de Chila Chambilla y Chila Pucara, y que fueron entregadas sin cumplir con la obligación estatal de realizar el proceso de consulta previa a las comunidades afectadas antes de la entrega de estas medidas administrativas. La defensa legal de dichas comunidades fue asumida por el Instituto de Defensa legal (IDL) de Lima y Derechos Humanos y Medio Ambiente (DHUMA) de Puno.

Es así que, en última instancia constitucional, mediante sentencia recaída en el expediente 03066-2019-PA/TC, el Tribunal Constitucional contradice su propia jurisprudencia al negar carácter de derecho fundamental a la consulta previa e indicar que el Convenio 169 de la OIT no ostenta rango constitucional. Es así que el máximo intérprete de la Constitución indica en esta sentencia que “el derecho a la consulta previa no se encuentra reconocido por la Constitución ya sea en forma expresa o tácita, por lo que no cabe reclamar respecto de él tutela a través del proceso de amparo, ya que no es un derecho fundamental. En todo caso, el derecho a la consulta previa emana del Convenio 169, el cual no le otorga el carácter de derecho fundamental, por lo que no puede inferirse que se trate de un derecho de tal dimensión y menos que tenga rango constitucional.”

En jurisprudencia anterior, el TC había señalado que el derecho a la consulta previa e informada es un derecho constitucional contenida en el Convenio 169 de la OIT, un tratado internacional de derechos humanos (en adelante TIDH). Los TIDH tienen rango constitucional y son parte del derecho interno (STC N.° 0025-2005-PI/TC, fundamento 33, y STC N.° 0022-2009-PI/TC, fundamento 9), que a su vez forma parte del bloque de constitucionalidad. Así lo indicó el TC en sentencias anteriores con la finalidad de afianzar el valor constitucional del derecho a la consulta de los pueblos indígenas, lo cual atraviesa por afirmar el conjunto de garantías que exige su condición de derecho fundamental específico, derivado de su reconocimiento en un tratado con rango constitucional, como el Convenio 169 de la OIT.

Finalmente, y volviendo a la STC N° 0022-2009-PI/TC, el TC indicaba que con el Convenio N° 169 de la OIT se pretende erradicar modelos de desarrollo que pretendían la asimilación de los pueblos indígenas a la cultura dominante, y se vean beneficiados efectivamente con los derechos fundamentales que han sido reivindicados en favor del grueso de la sociedad. De ahí la importancia del reconocimiento del Convenio 169 como instrumento normativo constitucional necesario e indispensable para la conservación y garantía de la existencia de los pueblos indígenas. Pero esta búsqueda de justicia intercultural deviene en nada con el contenido de la sentencia en discusión.

La sentencia en el siguiente enlace: https://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2022/03066-2019-AA.pdf

Por: Abg. José Bayardo Chata Pacoricona-Derechos Humanos y Medio Ambiente – DHUMA