Comunidades aimaras anuncian paro indefinido contra MINEM por incumplimiento de acuerdos

Comunidades aimaras anuncian paro indefinido contra MINEM por incumplimiento de acuerdos

Autoridades originarias de las comunidades campesinas de Chila Chambilla y Chila Pucara-Juli, Elsa Yavar y Martina Huayta, advirtieron ingresar a un paro indefinido desde el día 24 de junio contra en Ministerio de Energía y Minas (MINAM) por incumplimiento de acuerdos firmados con las comunidades aimaras en fecha 28 de abril del presente año en el Congreso de la Republica.

  • El MINEM elaborará un informe técnico sobre la situación de las concesiones CHILACHAMBILLA 1 con código de concesión 050009405 y CHILACHAMBILLA 2 con código de concesión 050009505, a partir de la solicitud de la nulidad de concesiones mineras.
  • El MINEM se comprometió presentar el informe técnico de forma presencial en las comunidades de Chila Chambilla y Chila Pucara, dentro de la tercera semana de mayo-2022.El anuncio se realizó en el I Congreso Internacional de la Mujer Indígena “mujeres indígenas únidas por un buen vivir”, donde participaron representantes de las diferentes organizaciones de mujeres de las 13 provincias del departamento de Puno.

Indicaron que las comunidades aimaras, esperaron el pronunciamiento por parte del Ministerio de Energía y Minas (MINEM) hasta la tercera semana de mayo, sin embargo, hasta la fecha no se tiene respuesta. Asimismo, expresaron su malestar contra el Tribunal Constitucional por negar la consulta previa como derechos fundamentales a los pueblos indígenas del Perú.

ADVIERTEN: esperaran hasta el 24 de junio para que MINEM cumpla con sus compromisos y llegue a las comunidades campesinas de Chila Chambilla y Chila Pucara para informar sobre la solicitud de la nulidad de las concesiones mineras que se ubican en sus territorios, caso contrario ingresaran a una medida de lucha indefinida con el apoyo de las comunidades quechuas y aimaras del departamento de Puno, denominado Aymarazo II.

 

Reunión en el Congreso de la República

En Congreso de la República, autoridades originarias de las comunidades campesinas de Chila Chambilla y Chila Pucara, Juli-Puno, acompañada por la Congresista Margot Palacios, presidenta de Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso de la República, lograron dialogar en fecha, 28 de abril con el representante del Ministerio de Energía y Minas, Robinson Barreto, demandando la nulidad de las 2000 ha de concesión minera que se entregaron por parte de INGEMMET en el año 2005 a favor de la empresa minera Cal Cemento Sur (Grupo Gloria), vulnerando los derechos fundamentales de los pueblos indígenas, como al territorio, agua, identidad cultural, medio ambiente y consulta previa.

Edgar Isidro Choque, Teniente Gobernador de la comunidad de Chila Pucara, manifestó que las dos concesiones mineras (no metálicas), CHILACHAMBILLA 1 con código de concesión 050009405 y CHILACHAMBILLA 2 con código de concesión 050009505, se entregaron desconociendo el Convenio 169 de la OIT., vigente en nuestro país desde 02 de febrero de 1995.

También, solicitaron que la base de datos del Geocatmin del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (INGEMMET) se actualice, a fin de que contemple en sus capas a los territorios de las comunidades campesinas a nivel nacional. La omisión de la información a generado conflictos ecoterritoriales, entre actividades de la agricultura y ganadera predominante en las comunidades aimaras contra actividades extractivas que es ajeno para la población.

Martina Huayta, Lidia Huayta y María Anchapuri, cuestionaron que la expedición de las concesiones mineras se desarrolló a espaldas de los pueblos indígenas, violando el derecho a la defensa contra la actividad minera. El procedimiento para el otorgamiento de concesiones mineras en el Perú, es absolutamente incompatible con las normas de rango constitucional que protegen el derecho al territorio y el derecho a la propiedad de los pueblos indígenas, pues al no ser nunca notificados en forma efectiva de la expedición de las concesiones, nunca podrán interponer los recursos legales pertinentes de oposición, quedando los derechos de los pueblos indígenas en una situación de indefensión.

Robinson Barreto en representación al Ministerio de Energía y Minas, respondió y se comprometió que viajaran la tercera semana de mayo hasta las comunidades campesinas de Chila Chambilla y Chila Pucara para responder al memorial, donde se solicita la nulidad de las concesiones mineras que se sobreponen en sus territorios y la plena aplicabilidad del derecho a la consulta previa.

 

Antecedentes de lucha noviolenta

Año 2005, Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (INGEMMET), entrega a la empresa Cemento Sur, 2000 hectáreas de concesión minera en territorio de las comunidades campesinas de Chila Chambilla y Chila Pucara, sin llevar un proceso de consulta previa, libre e informada de acuerdo al Convenio 169 de la OIT. 

Año 2014, después de 9 años, las comunidades aimaras descubren la presencia de las concesiones mineras en sus territorios. Ante la evidente omisión de la consulta previa, las comunidades aimaras para defender y proteger sus derechos y derechos de la Madre Tierra, emprendieron con el proceso educativo de fortalecimiento de capacidades y organizacional sobre Ley de Comunidades Campesinas, Convenio 169 de la OIT, consulta previa, Ley de recursos hídricos, entre otros temas.

Como parte de acciones noviolentas, plantearon ante la justicia peruana un proceso constitucional de amparo, exigiendo la nulidad de las concesiones mineras y la aplicabilidad del derecho a la consulta previa, evitando de esta forma muertes, lesiones, detenciones arbitrarias y acusaciones y juicios contra los defensores y defensoras de derechos humanos y ambientales.

Durante el proceso, la empresa Cemento Sur transfirió sus concesiones mineras a la empresa Kuskalla Mainnig Company S.A.

En 2018, el Primer Juzgado Mixto de Chucuito Juli declaró improcedente la demanda constitucional de acción de amparo, indicando que “la empresa no había aun acciones de exploración ni explotación, no siendo la entrega de concesiones un hecho que genere daño a las comunidades”. Esta sentencia motivó a que las comunidades aimaras apelen la decisión a instancias superiores.

Año 2019, la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Puno, confirmó la sentencia, alegando que las comunidades aimaras de Chila Chambilla y Chila Pucara no probaron documentalmente ser parte de un pueblo indígena. La decisión causó mayor indignación, elevándose el proceso judicial hasta el Tribunal Constitucional a través del recurso de agravio constitucional.

02 marzo de 2022, el Tribunal Constitucional, resuelve el caso (Expediente N° 03066-2019-PA/TC), declarando improcedente la demanda constitucional de amparo presentada por las comunidades aimaras de Chila Chambilla y Chila Pucara, desconociendo el carácter de derecho fundamental a la Consulta Previa. Según los magistrados del Tribunal Constitucional, “la consulta previa no está reconocida por la Constitución de forma expresa o tácita, por consiguiente, no tiene rango constitucional, además no puede ser considerado como un derecho fundamental ni puede reclamarse su tutela a través de un proceso de amparo”.

07 de marzo de 2022, en una conferencia de prensa, las comunidades aimaras rechazaron la sentencia del Tribunal Constitucional, exigiendo inmediata subsanación de la sentencia que es atentatorio a los derechos de los pueblos indígenas, de no ser así, advirtieron acudir a la Corte Interamericana para hacer respetar sus derechos.